5 consejos al obtener crédito rápido

por | 13 febrero, 2012

5 consejos al obtener crédito rápido

Planificar los plazos del crédito rápido

Lo primero antes de solicitar un crédito rápido es saber si lo podemos devolver y en cuantos plazos. Hemos de planificar nuestras cuentas asumiendo la letra del crédito rápido como una letra más y adaptarla a nuestros ingresos para evitar imprevistos después a la hora de amortizarlo.

Ajustar el total final del crédito rápido

También hemos de evitar solicitar una cantidad mayor de la necesaria en el crédito rápido. Hay que tener en cuenta que un crédito rápido se solicita para un gasto puntual, cuando solicitamos este tipo de crédito las condiciones de amortización son muy duras y por lo tanto cuanto mayor sea el importe mayores serán nuestros gastos a largo plazo.

Conseguir las mejores condiciones de cancelación del crédito rápido

Nadie puede leer el futuro, con lo que es posible que en un futuro necesitemos otro préstamo mayor, para una nueva adquisición como un coche o una nueva vivienda. Si estamos pagando un crédito rápido podemos obtener dentro de ese nuevo préstamo capital suficiente para cancelarlo, si las condiciones de cancelación nos son favorables será para nosotros como reducir el interés de nuestro crédito rápido o unificarlo con el nuevo. Existen entidades de crédito que aunque ofrezcan condiciones duras de amortización no lo son tanto en la cancelación del préstamo.

El crédito rápido con aval proporcional

Poner una propiedad muy cara como aval para un crédito rápido que en muchas ocaciones no llega a los 6.000€ es una salvajada. Hay que intentar poner como aval alguna propiedad que tenga un valor equivalente al de la cantidad solicitada. Es posible asegurar el préstamo para que sete se cubra en caso de problemas laborales o económicos futuros que nos impidan cumplir con las letras.

El crédito rápido sólo si es necesario

Existe gente que solicita créditos rápidos para conseguir compras no básicas o los llamados caprichos como pueden ser vacaciones, compras de temporada e incluso montar fiestas como aniversarios. Hay que tener en cuenta que los llamados gastos superfluos pueden costarnos más del doble si los pagamos por medio de créditos rápidos.

Es aconsejable ahorrar para pagar ese tipo de gastos que pagarlos por medio de créditos rápidos.