Bankia no llegará al impago de los plazos del rescate

La liquidación del Anglo Irish Bank ha hecho saltar las alarmas con respecto a Bankia

Tres años después de ser rescatado con 31.000 millones junto al Banco Central Irlandés, el Anglo Irish Bank será liquidado, o malvendido según quien lo interprete, por el gobierno irlandés con el fin de poder pagar los plazos de la deuda que tiene contraida con el BCE.

Desde su nacionalización en 2009, ambos bancos se encuentran en un proceso de cierre definitivo a través de una compañía estatal llamada ahora Irish Bank Resolution Corporation (IBRC), que tras su liquidación pasará a formar parte de NAMA, el “banco malo” irlandés.

El Gobierno irlandés se vio obligado a presentar pasada ya la medianoche de forma apresurada la nueva ley, después de que una filtración revelara que el Banco Central Irlandés (ICB) y el Banco Central Europeo (BCE) estaban a punto de llegar a un acuerdo sobre la reestructuración de la deuda bancaria del Anglo, cuyo colapso obligó a Irlanda a pedir en 2010 a la UE y el FMI un rescate cuantificado en 85.000 millones de euros.

Es difícil no encontrar un paralelismo con Bankia

Al igual que el Anglo Irish Bank, las cajas que componen Bankia están dentro de una situación similar, en la que, el gobierno ha tenido que avalar un rescate de hasta 39.000 millones sólo para esta entidad y que llegan aun total de 64.000 millones repartidos entre las entidades bancarias sumando el rescate del gobierno socialista en 2010 y el rescate actual del BCE.

Las cifras apuntan a que el impago de los plazos del rescate de bankia es improbable

En este caso las cifras hablan por sí solas, en la actualidad es poco probable que Bankia deba ser liquidada en un futuro próximo o que no pueda hacer frente a los pagos, y es que a diferencias de Irlanda, que va a liquidar sus bancos quebrados, en España se socializan sus perdidas sine die[pasadas, presentes y futuras] a costa de la educación sanidad y servicios sociales, con lo que el estado asumirá todos y cada uno de los plazos que no puedan cubrir las entidades quebradas.

bankia protegida por todos

El interés del gobierno en mantener Bankia a flote

Los préstamos a partidos políticos, o a empresas y particulares afines a estos por parte de los bancos quebrados, son un habitual en España, donde podemos encontrar que una gran parte de la deuda contraida por las cajas quebradas viene de tres grandes grupos:

  • Impago de préstamos de empresas inmobiliarias: Los grandes pelotazos urbanísticos, en su mayoría pagados con créditos de estas cajas a amigos y afines a los partidos políticos locales en el poder son uno de los mayores agujeros en las entidades que conforman Bankia y el mayor detonante de la quiebra de las cajas.
  • Expolio sistemático de las cajas: Las directivas de las cajas han expoliado sistemáticamente todas y cada una de las entidades por medio de salarios escandalosos, jubilaciones doradas y finiquitos vergonzantes, que encontraron su máxima expresión en la CAM pero que han sido una norma general desde que los puestos son asignados a dedo por los políticos autonómicos.
  • Préstamos a partidos políticos: Los famosos préstamos a partidos políticos que después a los 5 años no se devuelven, es otro claro ejemplo de financiciones ilegales y expolio de las cajas por parte de los mismos políticos que, amparados en la prescripción de delitos fiscales a los 4 años, han contribuido a vaciar todas y cada una de las cajas.

Como se puede ver, la quiebra de las cajas y la posterior salvación de Bankia por parte de los políticos es más que probable, ya que Bankia no es una entidad privada creada de un grupo de empresas privadas que han quebrado, Bankia es la hucha en la que meten manos los políticos, que se vació de una forma escandalosa durante años por parte de la llamada casta política, y que ahora, gracias al rescate que vamos a pagar entre todos los españoles, va a propiciar una nueva hucha llena en la que meter mano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *