Cuando la especulación se llama apoyo al Tesoro

La banca tiene previsto volver a especular en la subasta de este jueves

La crisis institucional que vive el gobierno, junto al levantamiento de la prohibición de operar en cortos ha devuelto el estrés a los valores de la prima de riesgo. Con ello, el bono español a diez años vuelve a ofrecer una rentabilidad a diez años que ronda la cifra del 5,4%.

Con esto han vuelto las preocupaciones al Tesoro, que tiene previsto emitir 4.500 millones de deuda soberana este mismo jueves para 2015, 2018 y 2019. Pero el gobierno ha querido restar importancia a este lanzando un mensaje muy claro con la esperanza de que la prima de riesgo baje y la presión sobre el bono se suavice, y el mensaje no ha sido otro que el de tranquilidad, pues está previsto que los bancos den apoyo al tesoro en caso de no cubrir toda la emisión de deuda.

La banca comprará la deuda española si la prima de riesgo se dispara

El mensaje es este, los bancos van a comprar deuda si se dispara la presión sobre el bono español que después venderán a menos interés cuando se relaje la prima de riesgo. Eso en mi tierra es especular. Esto será posible gracias a que el BCE mantendrá el crédito a la banca al precio del dinero permitiendo que las entidades hagan negocio especulando con la deuda soberana.

En la anterior crisis de deuda, en la que la banca también "apoyó" al tesoro, al poco tiempo el retorno de la inversión extranjera a los bonos periféricos ha permitido a los bancos españoles obtener grandes beneficios con la deuda que compraron por encima del 6% y que ahora han estado vendiendo incluso por debajo del 5%.

Especulación de os bancos con sus propias ayudas

Las entidades intervenidas también podrán especular con deuda soberana

El negocio de la deuda soberana es para todos los bancos.Un negocio en el que las entidades rescatadas pueden participar creando una situación tan grotesca como que Bankia, una entidad que ha recibido en ayudas del estado 39.000 millones de Euros, ahora le preste dinero al estado en forma de compra de bonos para después poder especular con ellos y hacer negocio, y que encima se quiera vender como un apoyo de la banca al tesoro.

El crédito a la empresa aparcado ante el negocio de la especulación con la deuda

Mientras esto ocurre, el gran afectado ante este nuevo y lucrativo foco de negocio que está haciendo las delicias de la banca, las grandes perjudicadas son las PYMES y las familias, pues a los bancos les es mucho más rentable especular con deuda que prestar a pequeña y mediana empresa, prolongando así más la crisis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *