La crisis bursátil de la banca

La crisis bursátil de la banca

Los datos son cada vez más funestos para las bolsas mundiales y eso está afectando sebremanera a los bancos. El Ibex 35 está muy cerca de caer por debajo de los 8000 puntos. Hecho este que puede generar pánico en el parquet. La banca está perdiendo dinero a expuertas con esas caidas de sus acciones y la cosa no parece que vaya a acabar ahí.

La banca alemana anuncia que los bancos ueden tener problemas de financiación, esto es una nueva petición de capital emboscada a los gobiernos para salvar la banca, ver noticia y un primer paso para aumentar el montante de rescates a bancos en Europa

Quien pagará las gestiones de la banca

Si la banca vuelve a tener pérdidas millonarias, esta vez a consecuencia de la bolsa, ¿quien acudirá al rescate? Hay que pensar que los consejeros que están al frente de los bancos están cobrando sueldos astronómicos, y es justo para obtener beneficios para lo que se les pagan esos sueldos, pues bien, a día de hoy hay pérdidas millonarias y hay pánico a una recesión y la culpa es según los medios de "la crisis".

No es culpable el consejero que gestiona la compra venta de acciones en los mercados, no olvidemos que los bancos tiene capital en todas las grandes compañías que ahora mismo están perdiendo valor en bolsa, los consejeros son los que salen dando la cara cuando hay reparto de beneficios, los que ponen las manos y las extienden hasta alcanzar el tamaño de palas para recoger el fruto de sus esfuerzos, pero cuando hay pérdidas la culpa es de "la crisis".

Es por eso que tenemos los gobiernos. Cuando el granizo o una plaga arruina una cosecha, viene el gobierno y ayuda al agricultor con compensaciones económicas que cubran sus pérdidas, con créditos blandos y así el agricultor puede continuar cultivando sus campos, el caso es que el agricultor no provoca la tormenta que asoló su campo, ni suelta una plaga de topos que la devoren, ni cultiva dentro de un pantano o en un desierto para perder la cosecha.

En cambio, los bancos sí que pueden provocar la tormenta que les hunda en la miseria, especulando con acciones de alto riesgo en bolsa en época de volatilidad bursátil. Tambien pueden plantar en pantanos y desiertos, véase las inversiones inmobiliarias, pero al contrario de los agricultores, los banqueros ya se han repartido la cosecha de antemano, y cuando viene el temporal tienen las espaldas cubiertas.

Queda saber si en uno de estos no nos ahogarán a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *