Llega la segunda parte del rescate a los bancos

por | 5 febrero, 2013

El mecanismo europeo de estabilidad (MEDE) ha desembolsado este martes a España el segundo tramo de 1.865 millones de euros del rescate bancario concedido por la UE, según han informado fuentes próximas a la eurozona.

La ayuda a la banca ha sido transferida en forma de bonos del MEDE al FROB, que a su vez la hará llegar a los bancos a los qua había sido adjudicada. Este segundo desembolso está aprobado por el consejo de administración del MEDE desde el 28 de enero tras constatar que España cumple las condiciones del rescate.

En concreto, este segundo tramo se destinará está destinado a rescatar los bancos Banco Mare Nostrum (que recibirá 730 millones), Banco Ceiss (604 millones), Liberbank (124 millones) y Caja3 (407 millones).

A cambio de estas ayudas, las cuatro entidades rescatadas deberán reducir su tamaño de media un 30%. España se ha comprometido a vender Banco Ceiss y a que BMN y Liberbank coticen en bolsa antes de que finalice el período de reestructuración bancario en 2017. Caja3 dejará de existir como entidad independiente y será absorbida por Ibercaja.

Bruselas exige a las tres entidades supervivientes reorientar su modelo empresarial para centrarlo en el negocio minorista y la concesión de préstamos a las pymes en las regiones en las que habían operado tradicionalmente. El dato importante es que deberán dejar de prestar dinero a proyectos inmobiliarios, o mantendrán una actividad marginal en este ámbito, y limitarán su presencia en el negocio de banca mayorista.

El MEDE desembolsó ya en diciembre el primer tramo del rescate bancario por valor de 39.500 millones de euros. De ellos, 37.000 millones se han destinado a las entidades nacionalizadas (Bankia, Novagalicia Banco, Catalunya Banc y Banco de Valencia, y 2.500 millones han ido a la Sareb.

Los inspectores de la troika -formada por la Comisión, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional- hicieron públicas este lunes las conclusiones preliminares de su segundo informe sobre la marcha de las reformas financieras exigidas a España a cambio del rescate a la banca.

El rescate lo sufre la ciudadanía

En este informe se señala que éstas van a «buen ritmo» pero piden al Gobierno «más avances» en materia de ajuste presupuestario y reformas estructurales a fin de consolidar la estabilización de la economía. Lo que significa más recortes en servicios para el pueblo a cambio de dicho rescate a la banca.

Además, el Ejecutivo español debe extremar la vigilancia sobre los bancos que han recibido ayudas públicas europeas para garantizar que cumplen los planes de reestructuración pactados con Bruselas y garantizar un plan de negocios «sólido» y «creíble» para el banco malo que gestiona los activos inmobiliarios tóxicos (Sareb).