Pagar con el móvil

Cada vez hay más empresas y entidades bancarias que nos permiten pagar con el móvil. Son sistemas sencillos y cada vez más seguros que hacen que tengamos a nuestro alcance en pocos segundos nuestra cuenta corriente. Esto supone grandes ventajas a la hora de agilizar no sólo nuestras transacciones, sino también el peso de nuestros bolsillos.




Aplicaciones de pago enlazadas a nuestra cuenta bancaria

Todos los bancos están mejorando para sus clientes las aplicaciones de pago y gestión bancaria con el fin de agilizar trámites para sus clientes, y que además busca de una forma paulatina acabar con las tarjetas de crédito, los pagos, las transferencias y demás gestiones que actualmente se realizan en ventanilla por un empleado.

A esto hay que sumar decenas de aplicaciones independientes, que permiten contactar con la cuenta corriente esté en la entidad que esté, y mediante un mandato SEPA enlazar y permitir operaciones bancarias con el móvil. Estas APP están a la orden del día y cada vez más instauradas en teléfonos, y nos permitirán las siguientes operaciones siguiendo cómodos pasos:

  • Transferencias
  • Recargas de saldo en móvil
  • Pagar en establecimientos
  • Pagar servicios públicos
  • Cobrar servicios (O bien mediante TPV virtual o mediante métodos de código de barras)



Ventajas y desventajas de las aplicaciones para móvil enlazadas a la cuenta bancaria

Aunque aún es pronto, posiblemente no todo se prevean ventajas en este sentido, ya que a medida que se extienda el uso de las aplicaciones bancarias para móvil, también serán menos necesarios los operarios bancarios de ventanilla, por lo que muchos empleados de la banca pueden acabar perdiendo su trabajo en detrimento de la tecnología.

Además está la seguridad, ya que hasta donde conocemos, ningún móvil es seguro 100%, y más teniendo en cuenta que más del 60% de la navegación móvil se realiza desde redes wifi, en muchos casos abiertas o públicas y en muchos otros vulnerables, con lo que la posibilidad de que alguen no deseado acceda a nuestros datos bancarios.

Y otra y que todavía no está prevista, pero que puede llegar a ocurrir, es tan simple como que una vez instaurado este sistema, y sin posibilidad de operar en ventanilla por parte del cliente, las propias entidades bancarias nos cobren por usar dichas aplicaciones, en conceptos de mantenimiento de software, sistema o cualquier otra excusa que puedan dar y terminemos haciendo el trabajo de los operarios, y además pagando por ello.

Sea como sea, ahí están ya las aplicaciones para móvil enlazadas a la cuenta bancaria, y han llegado para quedarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.